Lamentablemente, en tiempos de crisis económica, muchos ciudadanos se ven en la necesidad de vender sus joyas y metales preciosos para poder subsistir. Como es lógico, estos últimos años han sido especialmente intensos al respecto, habiéndose disparado la venta de oro por parte de los particulares a los profesionales especializados.

Como consecuencia del alto volumen de transacciones realizadas ha surgido un conflicto interpretativo relativo a si deben tributar  o no en concepto de ITP/AJD estas operaciones de venta de oro. Es evidente, que se trata de una cuestión de interés relevante porque puede afectar gravemente a la rentabilidad de las operaciones que, suponemos, en la mayoría de los casos, quien va a tener que soportar será el particular.

La realidad es que los Tribunales Superiores de Justicia de toda España se han venido posicionando de forma contradictoria, unos a favor de considerar que se trata de una operación no sujeta y, otros, que opinan que la operación debe tributar por ITP/AJD.

Pues bien, ante esta existencia de resoluciones contradictorias, recientemente, un contribuyente ha recurrido al TS en recurso de casación por considerar que existe “interés casacional objetivo”. Concretamente, el TS en Auto de fecha 24 de mayo de 2017 (Rec 856/2017) ha deterimado que “cuestión planteada en este recurso de casación (si la transmisión de metales preciosos por un particular a un empresario o profesional del sector está o no sujeta al ITPAJD, en su modalidad transmisiones patrimoniales onerosas) presenta interés casacional objetivo para la formación de la jurisprudencia, al darse la circunstancia del artículo 88.2.a) LJCA (…), puesto que varios tribunales superiores de justicia han decidido, en sentido contrario a la sentencia recurrida, que operaciones como las concernidas por este litigio”

Confiemos en que el TS finalmente estime el recurso, eliminando obstáculos al comercio de metales preciosos, especialmente oro y ello por la especial relevancia social que presenta el caso.

WhatsApp chat