Lamentablemente, el TEAC ha dictado una resolución muy polémica en la que, en nuestra opinión de forma injusta, está despojando al contribuyente de su derecho a compensar bases imponibles negativas de ejercicios anteriores cuando hubiera presentado declaraciones extemporáneas o fuera de plazo.

Ya nos han encargado los primeros asuntos sobre esta materia y consideramos que el panorama es desolador a corto plazo. Mucho nos tememos que a un buen número de empresas que presentaron sus impuestos fuera de plazo o presentaron complementarias van a recibir propuestas de liquidación en las que se les eliminan las compensaciones de bases imponibles negativas realizadas, con el grave daño económico que ello conllevará.

A modo de ejemplo, nos han encargado un asunto, en el que la sociedad presentó unos meses tarde su declaración de IS Modelo 200: Hacienda ha dicho lo siguiente.-

Se ha declarado incorrectamente la compensación de bases imponibles negativas pendientes de aplicación en períodos futuros establecida en el artículo 25 del texto refundido de la L.I.S., por lo que se han modificado los saldos de las mismas.

– De acuerdo con los datos en poder de la Administración, la declaración correspondiente al Impuesto sobre Sociedades del ejercicio 2014 se presentó fuera de plazo en fecha 12/09/2016.

El Tribunal Económico Administrativo Central, en Resolución RG 01510/2013, de 4 de abril de 2017, establece que, con incumplimiento de la más básica de sus obligaciones tributarias, no ejercitó el interesado derecho a compensar cantidad alguna dentro del periodo reglamentario de declaración, optando por su total diferimiento, por lo que, de acuerdo con el artículo 119.3 de la Ley 58/2003, General Tributaria, transcurrido dicho periodo reglamentario de declaración, no podrá rectificar su opción solicitando, ya sea mediante la presentación de declaración extemporánea ya sea en el seno de un procedimiento de comprobación, la compensación de bases imponibles negativas de ejercicios anteriores.

Siguiendo dicho criterio, se remite propuesta de liquidación eliminando la cantidad declarada como compensación de Bases imponibles negativas en la casilla 00547 por importe de 33.825,65 euros.

Dicho importe podrá ser compensado en ejercicios futuros siempre que la autoliquidación se presente en plazo

 

Personalmente creemos que todo este tipo de liquidaciones que ahora están surgiendo acabarán anulándose, aunque los primeros tendrán que acudir a la vía contenciosa en defensa de sus derechos. Si se analiza la jurisprudencia pueden encontrase múltiples casos en los que la Administración y los Tribunales admitieron sin problemas la compensación de bases aunque se presentaran fuera de plazo, lo que supone un precedente muy importante en la defensa de nuestros derechos. Tiempo al tiempo.

Ahora bien. Como siempre decimos: Le recomendamos que se defienda con todas las armas que le provee el Estado de Derecho. No sé de por vencido tan fácilmente.

La Resolución RG 01510/2013, de 4 de abril de 2017, concluye lo siguiente.-

Quinto.

En concreto, las posibilidades que se pueden dar son las siguientes:

¨ Que el contribuyente hubiere autoliquidado una base imponible previa a la compensación de cero o negativa, teniendo bases imponibles negativas de ejercicios anteriores pendientes de compensar. En este caso debe entenderse que el contribuyente no ejercitó opción alguna dado que, según los datos autoliquidados, ninguna base imponible de ejercicios anteriores pudo compensar en el ejercicio en función de la base imponible positiva previa a la compensación autoliquidada. Y por tanto podrá optar posteriormente, sea vía rectificación de autoliquidación o declaración complementaria, sea en el seno de un procedimiento de comprobación.

¨ Que el contribuyente decida deducirse hasta el límite máximo compensable en el ejercicio en función de la base imponible positiva previa a la compensación autoliquidada. En este caso debe entenderse, no que el contribuyente haya optado por compensarse el concreto importe compensado, sino que implícitamente optó por deducirse el importe máximo que se podía deducir, por lo que, de incrementarse (por el propio contribuyente o por una comprobación administrativa) la base imponible previa a la compensación, mantendrá el interesado su derecho a compensar en el propio ejercicio el importe compensable no compensado en su autoliquidación. [2]

¨ Que, aun autoliquidando una base imponible previa a la compensación positiva, el contribuyente decida no compensar importe alguno o compensar un importe inferior al límite máximo compensable en el ejercicio en función de la base imponible positiva previa a la compensación autoliquidada. En este caso es claro que el contribuyente optó por no aprovechar en todo o en parte las bases imponibles negativas compensables, lo que tendrá una determinada repercusión sobre la cantidad que finalmente resulte a ingresar o a devolver en su autoliquidación. Así las cosas, a juicio de este Tribunal, el sujeto pasivo que pudiendo obtener como resultado de su autoliquidación una cantidad a ingresar inferior a la resultante o una cantidad a devolver superior a la resultante, ha optado por consignar los importes consignados en su autoliquidación, no podrá posteriormente, y fuera ya del plazo de autoliquidación en voluntaria, sea vía de rectificación de autoliquidación o en el seno de un procedimiento de comprobación, ex artículo 119.3 LGT, modificar la opción ya ejercitada en el sentido de que le resulte a ingresar una cantidad inferior o a devolver una cantidad superior.

¨ Que el contribuyente no hubiere presentado autoliquidación estando obligado a ello. En estos casos, a juicio de este Tribunal es claro que, con incumplimiento de la más básica de sus obligaciones tributarias, no ejercitó el interesado derecho a compensar cantidad alguna dentro del periodo reglamentario de declaración, optando por su total diferimiento, por lo que, transcurrido dicho periodo reglamentario de declaración, no podrá rectificar su opción solicitando, ya sea mediante la presentación de declaración extemporánea ya sea en el seno de un procedimiento de comprobación, la compensación de bases imponibles negativas de ejercicios anteriores. Lo contrario haría de mejor condición al no declarante que al declarante según los criterios anteriormente expuestos.

Como ya indicamos anteriormente, creemos que las liquidaciones que se dicten en base a esta resolución (que por lo demás, no ha sido dictada en el marco de un recurso de alzada para unificación de criterio) finalmente serán anuladas si el contribuyente se defiende pero muy probablemente necesitará acudir a la vía judicial (contenciosa administrativa) para hacer valer sus derechos. ¡DEFIÉNDASE CON LA LEY EN LA MANO!!!!

WhatsApp chat