IMPOSIBILIDAD DE REALIZAR UNA COMPROBACIÓN DE VALORES EN EL CASO DE QUE LA SUBASTA DE UN BIEN QUEDARA DESIERTA Y POSTERIORMENTE SE VENDIERA EL BIEN POR DICHO VALOR.TRIBUNAL

 

Por su interés damos a conocer la Sentencia dictada por el TSJ de Cataluña de fecha 20 de septiembre de 2016 que resuelve que en el supuesto de que un bien saliera a subasta y quedara desierta, si posteriormente se vende por dicho valor, no cabe hacer comprobación de valores.

Si bien es cierto que el comprador inicialmente pujó en la subasta que quedó desierta y no le fue adjudicado el bien por un problema técnico, se trata en nuestra opinión de un pronunciamiento de indudable interés práctico que convendrá recordar en el futuro, dado que es un supuesto que, lamentablemente, los tiempos que corren, acontece con demasiada asiduidad.

Conclusión: defiéndase con la Ley ante los excesos de las administraciones.

 

Como ya adelantamos, a pesar de no haberse realizado la venta a través de subasta pública debemos tomar en consideración que el precio de la compraventa coincide con el fijado en la subasta previamente convocada y declarada desierta, subasta en la que como hemos indicado el comprador participo y fue descartado por cuanto uno de los requisitos establecidos en las bases, exigida que el objeto social de la licitadora fuera exclusivamente industrial.
En el presente caso existe certeza del precio de la venta, por lo que éste se ha de tomar como base imponible, y por tanto no procedía la comprobación de valores por cuanto no existía duda sobre la certeza del precio y por tanto sobre el valor real del bien transmitido.”
<<STSJ de Valencia 825/2016, de 20 de septiembre de 2016, Rec. n.º 99/2013, Fundamento de Derecho Quinto>>
WhatsApp chat