La audiencia nacional sentencia que las ganancias patrimoniales en el impuesto sobre sociedades, derivadas de una expropiación por el procedimiento de urgencia deben declararse en el ejercicio que se ocupó el bien y no en el que se pagó.

Si usted se ha visto afectado por una expropiación realizada el procedimiento de urgencia, debe saber que la AN ha comenzado a dictar sentencias, que en aplicación de la jurisprudencia del TS, ha resuelto que losincrementos patrimoniales derivados de la expropiación de un bien deben declararse en el ejercicio en el que se produjo la ocupación del bien y no tanto en el ejercicio en el que se pagó el justiprecio.

Se trata de una Jurisprudencia de indudable trascendencia que puede alterar seriamente la fiscalidad de estas operaciones. Por lo demás, los asesores fiscales deberán estar al tanto de esta circunstancia para evitar imputaciones de rentas en ejercicios equivocados.

Es posible que esta Sentencia sea recurrida porque no disipa la duda acerca de cuándo deben computarse los plazos de prescripción, dado que, si no se ha determinado todavía el justiprecio, todavía no es posible determinar la ganancia. Por lo tanto, cabe deducir que aunque deba declararse la ganancia en el ejercicio en que se produjo la ocupación, el plazo de prescripción deberá iniciarse a partir del momento en que se determine el justiprecio, que el momento a partir del cual puede determinarse la ganancia,  que puede suceder muchos años después del momento en que se produjo la expropiación.

“Añadiendo la Sala y resulta relevante para el caso, que ” incluso si se hubiera tratado de una expropiación forzosa por el procedimiento de urgencia, tampoco hubiera cambiado la imputación temporal al ejercicio en que se produjo la ocupación de la finca, frente al criterio mantenido por el Abogado del Estado que considera que el incremento debiera imputarse al ejercicio en que se fijó el justiprecio, tal como ya resolvieron las mencionadas Sentencias de 4 de abril de 2011 ….”. Continúa la Sala razonando, con cita de la indicada sentencia, que ” en los procedimientos expropiatorios de urgencia la transmisión de la propiedad se produce con la ocupación de la finca, cumplidos los trámites preliminares contemplados en el repetido artículo 52 (acta previa de ocupación y hoja de depósito, fijación de indemnizaciones por rápida ocupación y pago de estas últimas). El desenlace al que llegamos se encuentra avalado por el propio artículo 60 del Reglamento de la Ley de Expropiación Forzosa , cuyo tercer párrafo dispone que en los casos de las adquisiciones producidas por el procedimiento de urgencia la inscripción de la transmisión en el Registro de la Propiedad queda en suspenso hasta que, fijado el justiprecio, se verifique su pago o se consigne, sin perjuicio de la pertinente anotación preventiva «mediante la presentación del acta previa de ocupación y el resguardo de depósito provisional, cuya anotación se convertirá en inscripción cuando se acredite el pago o la consignación del justiprecio». En conclusión, la transmisión de la propiedad en las expropiaciones tramitadas por el procedimiento de urgencia y, por ello, las eventuales alteraciones en el patrimonio del expropiado, se produce cuando la ocupación de los bienes tiene lugar en los términos y con el cumplimiento de los requisitos expresados por el artículo 52 de la Ley de Expropiación Forzosa “.

Por todo ello, la Sala concluye que estando ante ” una expropiación forzosa en la que la ocupación de los terrenos y pago parcial del justiprecio se produjo en el año 1994, a este ejercicio debía imputarse el incremento de patrimonio producido con la expropiación, no siendo pertinente la pretensión del Abogado del Estado de fijar el devengo en la fecha del cobro del justiprecio definitivo (2002), por lo que tenemos que confirmar el criterio mantenido por la Sala de instancia ”

<<SAN 181/2017, de 21 de abril de 2017; Rec. n.º 178/2014, Fundamento de Derecho Segundo>>.

Nuestro Despacho está totalmente especializado en la defensa de todo tipo de asuntos de naturaleza tributaria. Nuestro consejo es que nunca se dé por vencido sin antes asegurarse de que no se han vulnerado sus derechos. Si tiene algún problema le animamos a que se ponga en contacto con nosotros. La primera consulta es gratuita.

WhatsApp chat