NUEVOS  OBSTÁCULOS A LA PETICIÓN DE SOLICITUDES DE APLAZAMIENTO

El artículo  6.Dos del Real Decreto-Ley 3/2016, de 2 de diciembre ha modificado el régimen de concesión de aplazamientos de las deudas tributarias, en lo que, en nuestra opinión, supone un nuevo ataque a las empresas que ven, todavía más si cabe, reducidas sus posibilidades de gestionar los pagos de deudas.

Es evidente que la mayoría de los PYMES españolas suelen tener problemas para acceder al crédito bancario, por lo que entendemos que el Legislador, al limitar la posibilidad de aplazar deudas tributarias a este tipo de empresas, lo que está haciendo es contribuir a su estrangulamiento financiero, lo que a la larga puede conllevar que muchas se vean abocadas al cierre o que no puedan crecer a un ritmo más acelerado.

Por lo tanto, creemos que al final no solo pierde la PYME con este tipo de medidas, sino la la propia Administración que, en un futuro, comprobará que estas empresas ganarán menos o se verán abocadas al cierre o, tendrán menos actividad. 

La nueva normativa amplía los supuestos en los que no puede pedirse aplazamiento. Como novedad, no podrá pedirse aplazamiento de retenciones fiscales; de tributos que procedan de una repercusión ( especialmente sería el caso del IVA), salvo que se acredite que no se han pagado las cuotas repercutidas); y los pagos a cuenta del Impuesto Sobre Sociedades.

Artículo 54.2 LGT.-  No podrán ser objeto de aplazamiento o fraccionamiento las siguientes deudas tributarias:
a) Aquellas cuya exacción se realice por medio de efectos timbrados.
b) Las correspondientes a obligaciones tributarias que deban cumplir el retenedor o el obligado a realizar ingresos a cuenta.
c) En caso de concurso del obligado tributario, las que, de acuerdo con la legislación concursal, tengan la consideración de créditos contra la masa.
d) Las resultantes de la ejecución de decisiones de recuperación de ayudas de Estado reguladas en el título VII de esta Ley.
e) Las resultantes de la ejecución de resoluciones firmes total o parcialmente desestimatorias dictadas en un recurso o reclamación económico-administrativa o en un recurso contencioso-administrativo que previamente hayan sido objeto de suspensión durante la tramitación de dichos recursos o reclamaciones.
f) Las derivadas de tributos que deban ser legalmente repercutidos salvo que se justifique debidamente que las cuotas repercutidas no han sido efectivamente pagadas.
g) Las correspondientes a obligaciones tributarias que deba cumplir el obligado a realizar pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades.
Las solicitudes de aplazamiento o fraccionamiento a que se refieren los distintos párrafos de este apartado serán objeto de inadmisión
WhatsApp chat