Recientemente el TEAC en Resolución de fecha 22 de septiembre de 2016 (Recurso 1431/2013) ha resuelto que, en aquellos casos en que un procedimiento tributario comience como de “verificación de datos” a través de un requerimiento de datos; sí, posteriormente, la Administración Tributaria decide transformarlo en uno de “comprobación limitada”, el cómputo de los plazos a efectos de caducidad debe hacerse desde la fecha de notificación de aquél primer requerimiento. Se trata de una información de indudable transcendencia que puede provocar la caducidad del procedimiento por rebasar el plazo de seis meses para resolver.

El Tribunal resuelve que “en el presente caso, como consecuencia del requerimiento, la Administración ha obtenido todos los datos necesarios para proceder a la liquidación,…. Con el requerimiento de dicha documentación la Administración pretendía determinar si el contribuyente tenía derecho a la aplicación de dicha exención,(….) Por todo lo anterior, este Tribunal considera que desde la notificación del requerimiento de información el 25 de agosto de 2008, se inició un procedimiento de comprobación limitada por lo que la notificación de lapropuesta de liquidación provisional, debe considerarse como una continuación del procedimiento de comprobación limitada y no como el inicio del mismo.(…)”

 

WhatsApp chat