Recientemente, en fecha 8 de septiembre de 2016, Recurso 7374/2015, el TEAC ha resuelto la anulación de unas sanciones en la medida en que, en el propio expediente sancionador no se incluían los documentos que probarían la comisión de la sanción. Es importante tener en cuenta que el Tribunal resalta que, aunque dicho expediente estaba acumulado al de liquidación  del tributo, ello no podía subsanar el defecto existente, resaltando que la  “incorporación que debe ser real, sin que sea suficiente una remisión en bloque al expediente incoado para la sustentar la liquidación”.

Dice así el Tribunal.-

 

Noveno.
Por último, no obvia este Tribunal que en los acuerdos por los que se adoptaron el inicio de aquellos procedimientos sancionadores, que incluían las propuestas de resolución, se transcribe parcialmente el artículo 210.2 de la Ley 58/2003, General Tributaria, señalándose que, “quedan incorporados al presente expediente los datos, pruebas o circunstancias obrantes u obtenidos en el expediente instruido en las actuaciones decomprobación e investigación”.
Dicha referencia al artículo 210.2 de la LGT quedó vacía de contenido, al no incorporarse a los expedientes sancionadores ninguno de aquellos “datos, pruebas o circunstancias”, en tanto que ninguno de ellos, absolutamente ninguno, se incorporó realmente a los expedientes sancionadores.
El carácter formal de la incorporación de datos, pruebas o circunstancias a la que se refiere expresamente el citado precepto no puede suponer que dicha incorporación sea solo formal, sino que también sea formal. Parece claro que decir que “quedan incorporados…los datos, pruebas o circunstancias…”, pero no incorporarlos realmente, no cumple con el diseño del procedimiento separado que se acaba de referir. No puede tener más valor que una mera referencia a la ubicación de esas pruebas y datos, pero esa ubicación sigue estando fuera del expediente sancionador. No se materializa, de este modo, el contenido y finalidad del artículo, cual es garantizar la instrucción separada de los expedientes sancionadores, separación que si bien no obliga a repetir, en el seno del procedimiento sancionador, toda la instrucción realizada para ultimar la liquidación, si exige, al menos, la incorporación a él los datos, pruebas o circunstancias obrantes u obtenidos en el expediente instruido en las actuaciones de comprobación e investigación”, incorporación que debe ser real, sin que sea suficiente una remisión en bloque al expediente incoado para la sustentar la liquidación. Deben extraerse del expediente liquidador los elementos que deban sustentar la sanción, e incorporarlos al expediente sancionador.
En la misma línea aquí mantenida, esto es, la primacía de la formación material del expediente sancionador, por encima del formulismo de las expresiones utilizadas que no se correspondan con el contenido real del mismo, se ha pronunciado ya este Tribunal. Así, en resolución de 10 de julio de 2008 (RG.1291/2007), reiterando previos pronunciamientos, este Tribunal afirmaba que:
“En cuanto a la falta de incorporación formal del expediente de comprobación al sancionador, obran en el expediente los documentos en los que se fundamentan los datos, pruebas y circunstancias que se han tenidoen cuenta para la tipificación de la conducta y la calificación y cuantificación de la infracción tributaria y, como se ha señalado por este Tribunal en resolución de 25-07-2007 (RG 1593/06) <<La circunstancia de que noconste formalmente la diligencia de incorporación no constituye un defecto que acarree la nulidad de lo actuado, toda vez que lo esencial es que consten en el expediente los documentos incorporados y los mismos obranen él >> …” . (el subrayado se incorpora en la presente resolución).
WhatsApp chat